Estado actual de la Guardia Nacional y sus coordinadores regionales

La Guardia Nacional es uno de los proyectos más importantes y ambiciosos del gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Después de varios sexenios con diferentes estrategias, para este periodo, que plantea una transformación radical del país, esta propuesta tiene el objetivo de generar unas fuerzas de seguridad más eficientes, y mejor adaptadas a las necesidades actuales.

La propuesta de Guardia Nacional (GN), que se comenzó a materializar a partir de la aprobación y expedición de la Ley de la Guardia Nacional en mayo del 2019, plantea la conformación de un innovador órgano, que aglutinará, a las fuerzas policiales y castrenses del país, para hacer frente de forma conjunta, y más organizada, a la inseguridad, y particularmente al crimen organizado, que azota gran parte del territorio nacional.

En el presente documento, enlistamos a los coordinadores que han sido confirmados de forma oficial al frente de las diferentes áreas territoriales, además de exponer la situación actual y las características básicas que distinguen a este proyecto de seguridad nacional.

La Guardia Nacional mexicana

Al ser la seguridad, la mayor de las preocupaciones en México en años recientes, se ha vuelto también uno de los asuntos más relevantes de la agenda del gobierno que tomó posesión en diciembre del 2018. Desde la campaña fue una de las promesas más persistentes, y también durante los primeros meses del sexenio, se realizaron múltiples esfuerzos para definir su funcionamiento, convocando también a múltiples actores de la sociedad civil.

Tras varios meses de análisis y diálogo, se definió un proyecto, que al menos en su planteamiento, estaría abierto a combinar mandos castrenses, con civiles, pero buscando coordinar una fuerza única, que pudiera hacer frente a los diferentes retos en materia de seguridad. Cabe señalar que, a pesar de que diversas voces de la sociedad civil se pronunciaron a favor de un mando con carácter civil, en la práctica, los principales mandos han quedado en manos de miembros militares.

Asimismo, una de las mayores críticas de años anteriores, era que el ejército, tenía que estar haciendo labores policiales, para tratar de afrontar de mejor forma la incesante violencia que ha generado graves secuelas en diferentes regiones del país. Por tal motivo, se planteó la figura de la Guardia Nacional, como una fuerza armada, con mayor nivel de especialización y con capacidad también de realizar funciones policiales y de seguridad pública.

Finalmente en mayo del 2019, tras ser definida y aprobada, tras arduos debates en las cámaras legislativas del país, se formuló la Ley de la Guardia Nacional, por medio de la cual se estipularon las características esenciales, que dieron origen a este nuevo órgano de seguridad.

Dentro del plan general para su conformación, se estipuló la extinción de otras figuras armadas, como lo es la Policía Federal (PF), para integrarse de forma gradual, pero total, dentro del marco de la Guardia Nacional.

Además de reclutar nuevos integrantes, y captar aquellos oficiales de la PF que superen los controles físicos, de conocimientos y confianza, también se estará conformando por integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Marina (Semar), aunque estas instituciones seguirán teniendo una base importante, con objetivos más encaminados a la seguridad nacional.

Para la puesta en operación de la GN, también se aprobó la creación de una nueva dependencia, denominada Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la cual, entre otras funciones, tiene por objeto desarrollar y coordinar la figura de la Guardia Nacional.

Estructura de la Guardia Nacional

En la legislación que dio origen a esta nueva institución de seguridad, se definió también una estructura general, para conformar su organización. La cual, en teoría, estaba definida de la siguiente manera por orden jerárquico:

  1. Un secretario general. Es decir el titular de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.
  2. Un comandante de la Guardia Nacional. El coordinador general.
  3. 12 Coordinadores territoriales. Mandos para cada una de las regiones del país.
  4. 32 Coordinadores estatales. Un comandante para cada una de las entidades.
  5. 266 Coordinadores de unidad. Encargados de cada una de las regiones de los estados.

El Secretario General, quedó definido desde el inicio del sexenio, de parte del presidente de la república, y a la fecha, se mantiene aún; se trata de Alfonso Durazo Montaño, un funcionario mexicano con una amplia trayectoria política de más de 40 años; y aunque no se distinguía particularmente por labores de seguridad, en él se ha depositado la confianza para encabezar una de las dependencias más importantes del país.

Por su parte, el comandante de la Guardia Nacional, fue designado desde antes de la conformación oficial de este órgano, particularmente en abril del 2019, de igual forma por designación presidencial. A pesar de que se especuló con varios nombres para este cargo, finalmente el elegido no fue una de las figuras más reconocidas de la milicia mexicana; sino que se trató del general de brigada, Luis Rodríguez Bucio.

 

El comandante en jefe de la Guardia Nacional, es originario de Tancítaro, Michoacán, y desde 1973 ingresó como cadete en el Colegio Militar. Se trata de un general que además de maestría, tiene también el grado de doctor, especializado en defensa y seguridad nacional. Tiene 63 años y ha sido además Comisionado General de la Policía Federal.

Dificultades para consolidar la estructura planteada para la Guardia Nacional

A pesar de la estructura que se había propuesto y aprobado en el Congreso como el modelo idóneo para la Guardia Nacional, desde mediados de 2019, comenzaron a quedar de manifiesto los problemas que se tenían para poder concretarla.

En comparecencia en el Senado de la República, a finales de agosto del 2019, el comandante general de la Guardia Nacional, reconoció que tenían problemas para poder conformar todos los puestos planteados; ya que los requerimientos establecidos eran bastante estrictos, y eran pocos los generales que podían realmente cumplir todos los requisitos. Pues por ejemplo, solo generales de brigada, calificaban para poder acceder a algunas de las coordinaciones.

Rodríguez Bucio, además reconoció que tanto en los rigurosos controles de confianza, como también mediante los exámenes médicos, se estaban descartando a una cantidad amplia de candidatos a dichos puestos; justificando de esta forma el retraso, en la conformación de las unidades de coordinación de la Guardia Nacional.

Fue así como finalmente el día 14 de octubre del 2019, en la tradicional conferencia de prensa matutina que ofrece el presidente de la república, el general Rodríguez Bucio emitió por primera vez, el anuncio del cambio de estructura en el modelo de Guardia Nacional; confirmando que en vez de las 12 coordinaciones territoriales y 32 estatales, solo se tendría un nuevo organigrama, únicamente con las coordinaciones para cada uno de los 32 estados de la república.

Para efecto de tener un mayor control del personal de la Guardia Nacional, en lugar de tener 12 coordinadores territoriales, que tenían bajo su responsabilidad de dos o tres o cuatro estados, ahora se va a tener un titular de la Guardia Nacional en cada uno de los estados”. Señaló el comandante en jefe de la GN.

De esta forma se anularon las coordinaciones territoriales, y se pasó a un modelo de 32 coordinaciones estatales, directamente supeditadas al comandante general.

Cabe destacar que este cambio, se realizó de forma unilateral, sin consultarlo con el Congreso y sin cambiar la legislación para definir otro modelo diferente. A la fecha, no se ha realizado de forma oficial una modificación a la ley, para adaptarse a esta nueva estructura, no obstante que es la que habría comenzado a operar desde octubre pasado, y que a la fecha se mantiene vigente.

En esa misma conferencia matutina, el comandante en jefe de la Guardia Nacional, confirmó que se comenzaría únicamente con 150 coordinadores de unidad, de las 266 que se tenían planteados; con el objetivo de que estos pudieran quedar instalados, dentro del mismo periodo correspondiente a 2019.

Coordinadores estatales de la Guardia Nacional

Un par de semanas más tarde, concretamente el 30 de octubre del 2019, en ceremonia realizada en el Estadio de Fútbol Sedena, se hizo oficial el nombramiento de los titulares de las 32 coordinaciones estatales de la Guardia Nacional. Los cuales habrían sido asignados un día antes, por el comandante en jefe de este órgano de seguridad.

Los nombramientos realizados, y que se hicieron oficiales y del conocimiento público son los siguientes:

Aguascalientes: Insp. Gral. G.N. Arturo Olguín Miquel.

Baja California: Comisario G.N. Edgar Segura Ruiz.

Baja California Sur: Comisario G.N. José Carlos Tinoco Castrejón.

Campeche: Insp. Gral. G.N. Federico Prieto Anota.

Chiapas: Comisario Jefe G.N. Sergio Ángel Sánchez García.

Chihuahua: Insp. Gral. G.N. Agustín Reyna Mendoza.

Coahuila: Comisario G.N. Rubén Barraza Rodríguez.

Colima: Comisario G.N. Domingo Tito Bahena Salgado.

Durango: Insp. Gral. G.N. Francisco Javier Moreno Carrillo.

Guanajuato: Comisario G.N. José Martin Luna de la Luz.

Guerrero: Insp. Gral. G.N. Antonio Alejandro Ramos Arguello.

Hidalgo: Insp. Gral. G.N. Sergio Armando Moreno González.

Jalisco: Comisario G.N. Eustorgio Villalba Cortes.

Estado de México: Comisario G.N. Gonzalo Aguilar Escobedo.

Michoacán: Comisario G.N. Fidel Mondragón Rivero.

Morelos: Insp. Gral. G.N. Félix González Lara.

Nayarit: Insp. Gral. G.N. Carlos Rodríguez Quirarte.

Nuevo león: Comisario G.N. José Luis Cruz Aguilar.

Oaxaca: Comisario G.N. Rogelio García Pérez.

Puebla: Comisario G.N. Pedro Almazán Cervantes.

Querétaro: Insp. Gral. Alfredo Alvarado Rojas.

Quintana Roo: Comisario G.N. Alejandro Estrada Pérez.

San Luis Potosí: Insp. Gral. G.N. Martin Vázquez Orozco.

Sinaloa: Comisario Jefe G.N. José Luis Valdés Chávez.

Sonora: Insp. Gral. G.N. Héctor Sánchez Solares.

Tabasco: Insp. Gral. G.N. Ernesto García Sánchez.

Tamaulipas: Insp. Gral. G.N. Pedro Ventura Vargas.

Tlaxcala: Insp. Gral. G.N. Víctor Manuel Román Solares.

Veracruz: Insp. Gral. G.N. Marcos Burgos Legorreta.

Yucatán: Comisario G.N. Francisco Díaz González.

Zacatecas: Insp. Gral. G.N. Oscar Zavala Barrera.

Todos y cada uno de estos nombramientos, permanecen hasta la fecha, sin cambio alguno.

Coordinadores de unidad de la Guardia Nacional

Los nombres de los 150 coordinadores de unidad que habrían entrado en funciones en 2019, no se han dado a conocer de forma pública.

Lo único que se ha dado a conocer de forma oficial, a través de un comunicado, y de una exposición del comandante general de la GN en la conferencia matutina del presidente de la república (13 de agosto 2019), es la lista con la cantidad de coordinadores asignados en cada estado, la cual está distribuida de la siguiente manera:

Estado / Número de coordinadores de unidad

Aguascalientes 1

Baja California 2

Baja California Sur 2

Campeche 1

Chiapas 3

Chihuahua 4

Ciudad de México 6

Coahuila 3

Colima 1

Durango 2

Guanajuato 5

Guerrero 7

Hidalgo 4

Jalisco 8

Estado de México 32

Michoacán 9

Morelos 3

Nayarit 2

Nuevo León 4

Oaxaca 9

Puebla 5

Querétaro 3

Quintana Roo 2

San Luis Potosí 3

Sinaloa 3

Sonora 4

Tabasco 3

Tamaulipas 4

Tlaxcala 1

Veracruz 8

Yucatán 2

Zacatecas 4

Cada una de las coordinaciones de unidad, está dividida por municipios, de modo que el total del territorio de cada estado, se divida en su totalidad entre el número de coordinaciones correspondiente.

Para su definición, también se ha puesto particular atención en el nivel de violencia que se registra en las diversas zonas del país; de modo que muchas de las coordinaciones, tienen su base en los principales puntos rojos que se presentan en las diferentes entidades federativas.

En abril del 2019, se aprobó reservar la información correspondiente a la estructura orgánica y directorio, por un periodo de un año; aludiendo a la protección de “algunos servidores públicos que realizan funciones estratégicas o tácticas en materia de prevención o combate a la delincuencia, ya que el Reglamento Interior de la SSPC aún se encuentra en elaboración, por ende aún no se cuenta con la estructura orgánica y ocupacional definitiva … Los nombres de los servidores públicos que se reservaron se consideraron como información de carácter altamente sensible, por lo que su difusión pondría en riesgo las labores sustantivas de esta dependencia en la prevención del delito y combate a la delincuencia, y pone en riesgo la seguridad de los funcionarios públicos.”

Por tal motivo, a la fecha no se han hecho del conocimiento público, los responsables de las coordinaciones de unidad; no obstante que estas ya habrían estado operando, al menos desde agosto de 2019.

Documentos confidenciales refieren la existencia de estas unidades, así como también la distribución geográfica de las mismas, y el mando encargado de cada unidad; los cuales correspondería tanto a inspectores, así como también a elementos de la Sedena, particularmente generales, tenientes, mayores y coroneles; además de varios capitanes de la Secretaría de Marina.

Integrantes e integración de la Guardia Nacional

De acuerdo al plan general para el desarrollo de la GN, el objetivo es reclutar 170 mil elementos, para poder cubrir todas las funciones y áreas geográficas que se tienen planteadas. Sin embargo, el avance ha sido lento; para agosto de 2019 se reportaban 54 mil elementos, esta cifra subió a 60 mil en septiembre del mismo año; mientras que el último reporte, emitido el día 13 de enero del 2020, por el presidente de la república, refiere la presencia de 70 mil integrantes ya activos en la GN.

En la misma conferencia, y retomando lo que había afirmado el secretario general, Alfonso Durazo, en los primeros días del 2020, el mandatario federal señaló que el objetivo para el presente año, sería reclutar a al menos 20 mil nuevos integrantes de la GN.

Asimismo, se tiene por objeto definir y consolidar 50 nuevas coordinaciones de unidad; con el objetivo de llegar a las 200 en total, para que la meta en 2021, sea completar las 266 que fueron planteadas en el plan general de la institución.

De acuerdo a documentos internos de la Guardia Nacional, el proceso de selección y reclutamiento, estaría conformado tanto por pruebas físicas, como también por controles de confianza.

En lo que respecta al apartado físico, se tiene por objetivo detectar problemas como obesidad, diabetes, problemas visuales, presencia de tatuajes (se tiene prohibido la presencia de tatuajes en zonas de la piel visibles con el uniforme), entre otros padecimientos definidos en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Mientras que los controles de confianza, tendrían por objeto comprobar que los prospectos cumplan con “los perfiles de personalidad, éticos y socioeconómicos” marcados en la misma ley mencionada. Hasta agosto del 2019, solo se tenía un avance del 13% en este tipo de verificación.

De igual forma, se definieron dos diferentes programas de capacitación, para la activación dentro de la GN; uno de siete semanas para veteranos, es decir para aquellos que ya cuentan experiencia en alguna institución policial, militar o naval; así como también un curso de cinco meses para elementos de nuevo ingreso.

El proceso de conformación y consolidación de la Guardia Nacional, continúa desarrollándose alrededor del país; y a pesar de que los resultados en materia de seguridad, aún no han sido del todo alentadores, la estrategia y el avance en su implementación se mantiene constante, y con el respaldo total, tanto del ejecutivo, como también del Congreso y los gobiernos estatales.